POLITICAS GENERALES PARA LA CONVIVENCIA HUMANA Y PREVENCION DE ACCIDENTES EN EL CEUNA.

PRESENTACION

Este documento se ocupa de la descripción y ejercicio de las normas de convivencia humana y prevención de accidentes en el Centro Educativo Universitario para Niños y Adolescentes.

Nos definimos en el mismo, en esencia, por una práctica positiva de la convivencia entre las personas y su entorno, confiando en la dinámica de la cooperación y de la conciliación en el diario vivir de nuestra comunidad educativa.

1. Principios generales que guían la actividad formativa del CEUNA:

1.1. MISION DEL CEUNA ( ver atrás)

1.2. VISION DEL CEUNA ( ver atrás)

1.3. Valores éticos y académicos centrales.

  • 1.3.1.      La Solidaridad: la solidaridad debe ser promovida entre todos los actores del CEUNA, como una manera de ejercitar la vivencia del respeto y la cooperación por todos y cada uno de sus miembros. Este es el sustento de una vida democrática participativa en la que se aprende a convivir positiva y creativamente con los demás.
  • 1.3.2.      La Integración: es un camino que hace posible la identificación de todos los componentes del CEUNA en la consecución de los fines y objetivos indicados. Con ello se hace conciencia en la responsabilidad de todos sus actores para el logro de estos valores y objetivos. Por otro lado, se busca, en el terreno académico, la integración de disciplinas o áreas de interés que permitan cada día ir rompiendo con la atomización de los contenidos y se permita, con esto, el logro de aprendizajes significativos para nuestros niños (as) y adolescentes.
  • 1.3.3. La Cooperación con el entorno: El desarrollo de formas armónicas de convivencia y cooperación con el entorno general ó ambiente en que   estemos, se impone, también, como directriz fundamental del CEUNA. Sea   éste el contexto social, el ecológico o el cultural. Nuestra comunidad educativa es un espacio social y geográfico especial para dinamizar la  concientización y la consecución de este valor.
  • 1.3.4. La Individualidad: El esfuerzo por atender las diferencias individuales es una aspiración fundamental del CEUNA.  En efecto, cada persona tiene sus propias y específicas formas de ser. El ser diferente permite, entonces,   reconocer el valor absoluto de cada quien y la necesidad de la tolerancia y el respeto por las mismas, a temor de los derechos y deberes contenidos en el Código para la Niñez y la Adolescencia en Costa Rica, asimismo que la ley  de Igualdad de Oportunidades para todos.
  • 1.3.5. La Sociabilidad: El respeto por la individualidad no significa, por supuesto, abandonar las responsabilidades colectivas de la comunidad educativa y la aspiración del bien común. Las personas son seres sociales, por eso, la  potencialización de estas facultades debe ser una tarea cotidiana de los procesos educativos de la institución.

1.4. OBJETIVOS DEL CEUNA  ( ver  atrás)

1.5. PERFIL DESEABLE PARA LOS ESTUDIANTES EN CUANTO A ACTITUDES PERSONALES Y SOCIALES.

  • 1.5.1. ACTITUDES PERSONALES:
    Amabilidad, orden, aseo, respeto, disciplina, honestidad, responsabilidad, cortesía, sinceridad consigo mismo, paciencia, tolerancia, reconocimiento de las diferencias.
  • 1.5.2. ACTITUDES SOCIALES:
    Compañerismo, lealtad, colaboración, comprensión, convivencia, civismo, solidaridad.
  • 1.5.3. APTITUDES DE LIDERAZGO:
    Creatividad, independencia, criticidad, estudio, protección hacia el ambiente, promoción de lo mejor para el centro educativo y su familia, defensa de las propias ideas, capacidad de escucha, capacidad para compartir a nivel institucional y comunal.

2. Concepto de disciplina.

Como puede evidenciarse, para el CEUNA, la convivencia humana y con el entorno es un elemento central en sus procesos educativos. Por lo tanto, el concepto de disciplina que se pretende desarrollar es coherente con esa misión, objetivos, principios y perfil.

Tradicionalmente la disciplina se ha entendido como algo externo a la persona en donde los adultos enseñan a los menores un conjunto de normas y comportamientos deseables para la sociedad en que viven.

En el CEUNA se concuerda, parcialmente, con la posición previa. Se entiende su necesidad circunstancial. Sin embargo, la misma es insuficiente y poco formadora en la medida que hace descansar el comportamiento de los niños, adolescentes o adultos en motivaciones externas apoyadas, muchas veces, en amenazas, veladas o no, de castigos de distinto orden. La disciplina, por el contrario, que se ha buscado institucionalizar entre nosotros pretende ir fortaleciendo el principio del “autocontrol” para que los niños, adolescentes o adultos puedan definir sus propios límites con relación a los de las otras personas.

Se entiende por tanto que la disciplina es un proceso que se construye conforme la persona crece, se enfrenta a diversas situaciones y cuyo marco moral, en un inicio, es el de su familia, pero que luego se amplía o se confronta con otros grupos de personas: los amigos, compañeros de la escuela, etc. Una disciplina, en consecuencia, que coopere con el bien común y personal está sujeta a todos estos elementos; de tal manera que, si estos espacios de convivencia personal han sido violentos y represivos, sus manifestaciones en la vida cotidiana pueden generar posiciones no deseadas.

Con base en los principios generales señalados en el punto 1, debe quedar claro que el fin principal del proceso educativo del CEUNA radica en que los muchachos y muchachas puedan convertirse en líderes que puedan ofrecer a la sociedad sus capacidades para armonizar con el entorno social y natural fortaleciendo a su vez su ser personal. Es por ello que es fundamental el concepto de “autocontrol”, que bien puede entenderse como un proceso que se alimenta de la información y discusión de todos los temas y subtemas que tienen que ver con las relaciones de convivencia; pero también, como un proceso que se vive y se experimenta, en cuyo

caso es entendible que durante ese proceso las personas evidencien comportamientos o ideas que puedan en ciertos momentos chocar con los espacios de otros y es aquí donde tienen cabida las conciliaciones. El aprender a conciliar, mediante el diálogo, deviene un ejercicio imprescindible en una sociedad que, cada día, da muestras de mayores intransigencias.

3. Concepto de conducta.

La manifestación de la disciplina se compone de una serie de comportamientos o conductas. Para la Real Academia Española, conducta es la forma en que se comportan las personas en su vida. Las posiciones que cada persona asume con sus compañeros (as), en el contexto de la institución o de su aula, se expresa mediante determinadas formas de conducta.  Es decir, es una forma  personal de conducirse consigo mismo y con los demás. Muchas veces estos comportamientos pueden generar situaciones que lesionen a otras personas o el bien común. De ahí, que sea necesario procesos formativos que le permitan a los estudiantes en asocio con sus docentes asumir conductas acordes con una sana convivencia y discriminar de aquellas que no lo son.

En el CEUNA se pueden identificar dos procesos específicos en procura de tal finalidad:

3.1. Uno de formación, verbal y no verbal, es decir, con la palabra y el modelaje en la “autodisciplina” que se inicia desde que el estudiante ingresa a la institución. El ideal de esta estrategia es crear en la comunidad educativa del CEUNA, un clima de tolerancia, respeto, responsabilidad y de solidaridad, entre todos y con la naturaleza, que se manifieste en el diario acontecer para ser coherentes con lo que se dice y se predica. De nada vale exigir determinados comportamientos si los mismos no se cumplen en la vida cotidiana de la institución. Se supone, además, que se cuenta con el respaldo de la familia en el refuerzo de las conductas deseables, para ni incidir en la contradicción del mensaje escolar y la exigencia familiar.

3.2. Y otro que es la valoración periódica de la conducta, que se expresa mediante observaciones cualitativas, observaciones escritas y mediciones numéricas. Esta valoración suele designarse como nota de conducta.

4. ESTRATEGIAS PARA EL DESARROLLO DE LA CONVIVENCIA HUMANA Y POR TANTO DE LA DISCIPLINA,

Se considera de primordial necesidad el ir conociendo y estudiando la legislación existente en torno a la niñez y la adolescencia. En este sentido, algunas de las estrategias son:

4.1. Propiciar el conocimiento y la reflexión sobre los derechos y deberes de la niñez y la adolescencia.

4.2. Alimentar condiciones para que se manifieste, libremente, los propios intereses y se valoren los intereses  de los demás.

4.3. Aprender a afrontar los conflictos en forma individual y grupal.

4.4. Expresar respetuosamente las diferentes problemáticas a nivel personal y grupal.

4.5. Reflexionar y asumir las consecuencias de los propios retos.

4.6. Proponer soluciones a nivel individual y grupal.

5. SOLUCIÓN POSITIVA DE LOS CONFLICTOS EN LA CONVIVENCIA DEL CEUNA.

La solución de los conflictos que se presenten en la diaria convivencia del quehacer de la institución, entre estudiantes y estudiantes, docentes y estudiantes, docentes y docentes, padres de familia y docentes y viceversa, será promovida y valorada en dos instancias:

5.1. Primera instancia: a nivel de docente, estudiante y / o padre de familia. Es tarea del docente favorecer, mediante diversas estrategias y acciones, además de las mencionadas, la convivencia social y con el entorno. Cualquier conflicto que se presente, en el accionar cotidiano del aula,  se verá como una oportunidad para el desarrollo de la autodisciplina, en donde el docente tomará las decisiones apropiadas para que los estudiantes asuman en una forma reflexiva y propositiva las consecuencias de sus actos. A su vez el docente podrá considerar la conveniencia de notificar a los padres y madres de familia de las acciones realizadas, pues, ellos (as) son apoyos esenciales de estos procesos.

5.2. Segunda instancia: Esta instancia corresponde a un nivel de atención  de conflictos que no han podido ser resueltos en la primera instancia. Funcionará a través de un “comité  de conciliación”, integrado por el director (a), coordinados (a) de ciclo, un docente, un padre o madre de familia, y un estudiante. Se invitarán a las partes en conflicto para escuchar sus puntos de vista a fin de contar con la información necesaria que permita alcanzar decisiones equilibradas a favor del desarrollo social y personal de todos los actores del CEUNA. Se recomienda aplicar las pautas de una negociación cooperativa y no competitiva. Estas decisiones deberán también, orientarse por los siguientes lineamientos y cualesquiera otros que se consideren pertinentes a la hora de coronar una solución congruente con los principios generales esbozados más atrás.

En caso de existir  algún daño en contra de una persona o bien material, deberá resarcirse el daño.

Las consecuencias deben tener una relación con el daño cometido. Por ejemplo,  si es algo material, entonces arreglar o reponer el material.

Además de resarcir el daño se puede considerar la conveniencia de que se cumplan otras tareas adicionales: destinar algunas horas de trabajo a labores que beneficien a otros, alguna labor de apoyo a actividades de beneficio social de la comunidad o la institución, etc.

La intervención del comité de conciliación podrá ser solicitada por docentes o estudiantes o padres de familia, luego que, en la primera instancia, el conflicto no se haya podido resolver satisfactoriamente. Se cuanta con un plazo máximo de 5 días hábiles para hacer dicha convocatoria.

El comité de conciliación dispone de 10 días hábiles, prorrogables según la magnitud del conflicto, una vez abierto el proceso de negociación cooperativa, para alcanzar una solución apropiada.

6. NOTA DE CONDUCTA

Corresponde a la valoración del comportamiento de los estudiantes en los siguientes aspectos:

6.1. ACTITUDES PERSONALES

a. AMABILIDAD Y CORTESÍA:

  • Disposición para tratar con agrado a las personas.
  • Utilizar un lenguaje cortés y respetuoso en los diferentes momentos y espacios.

b. ASEO Y ORDEN:

  • Adecuado uso de uniforme.
  • Colaboración en el aseo y orden del aula y la institución.

c. AUTODISCIPLINA:

  • Sinceridad consigo mismo: para identificar sus propias limitaciones y capacidades.
  • Honestidad para asumir sus responsabilidades.
  • Responsabilidad: para con sus propias acciones.

6.2. ACTITUDES SOCIALES

a. RESPETO:

  • Manifestar respeto por la integridad física, emocional y moral de las personas.
  • Respetar los bienes institucionales y de otras personas.
  • Respetar el entorno natural y  de infraestructura.
  • Respeto a las normas según los diferentes espacios y momentos: corredor, bosque, servicios sanitarios, instalaciones deportivas, recreos, actividades especiales, etc.
  • Respeto manifestado en puntualidad y permanencia ante las diversas actividades cotidianas y especiales.

b. CIVISMO:

  • Respeto por la propia cultura y los símbolos patrios.

c. CONVIVENCIA:

  • Compañerismo.
  • Comprensión y tolerancia para con otras personas y sus ideas.
  • Colaboración y solidaridad: en las diversas actividades que se desarrollan en la escuela: actividades y actividades especiales, ecológicas y culturales.

Todos los docentes tendrán participación a la hora de manifestar sus apreciaciones con respecto a la conducta de sus estudiantes, mediante diversas tomas de registro, además de ofrecer espacios para que los estudiantes puedan expresar sus opiniones.

Es importante señalar que la valoración de los diversos indicadores de comportamiento se realizará tomando en cuenta el nivel de desarrollo bio-psico-social de los estudiantes, a saber, preparatoria, primero, segundo, tercero o cuarto ciclo.

La responsabilidad última en la valoración de la nota de conducta para el primero y segundo ciclos recae en la maestra (o) regular de aula. Para el tercer y cuarto ciclo el responsable último es el coordinador (a) de dichas etapas.

Cada responsable tiene la obligación de tomar en cuenta las observaciones y aportes de sus colegas de ciclo (materias especiales para el primero y segundo ciclo, como el conjunto de materias del tercer y cuarto ciclos) para definir la nota de conducta final.

La dirección del CEUNA dará a conocer, oportunamente, los diversos canales por los cuales los padres y madres de familia pueden solicitar aclaraciones y explicaciones de esta valoración.

7. PREVENCION DE ACCIDENTES

La posibilidad de enfrentar accidentes de distinto calibre es una realidad potencial diaria. Nos referimos tanto a accidentes relacionados con las distintas actividades que los niños (as) y adolescentes llevan a cabo en el aula y fuera de ella, como a eventos inesperados.: movimientos telúricos, incendios, accidentes de tránsito y diversas enfermedades. Aunque es obligación del estado costarricense realizar campañas de prevención e información en los medios de comunicación, especialmente, en lo que concierne a las amenazas de los fenómenos naturales, la escuela no puede eludir su responsabilidad en la prevención de estas situaciones. En el CEUNA tenemos la firme esperanza de ir, poco a poco, creando una cultura de prevención de accidentes. Para ello, tenemos diseñadas las siguientes estrategias:

7.1. Aprovechar a los especialistas en estos temas para que nos ilustren no solo en as causas y efectos de tales fenómenos, sino también en qué medidas preventivas debemos tomar en la institución y en nuestras casas sobre todo cuando se trata de temblores, incendios, accidentes de tránsito y salud preventiva.

7.2. Hacer un esfuerzo presupuestario para adquirir un botiquín bien dotado, además de extintores de incendio y otros implementos que pueden ser de utilidad al enfrentar una emergencia de este calibre.

7.3. Mantener al día el seguro de los estudiantes.

7.4. Promover el juego dentro de los marcos del respeto a la integridad de los otros. Llevar a la práctica el principio del “fair play”, es decir, del “juego limpio”.

POLÍTICAS GENERALES PARA LA CONVIVENCIA HUMANA,

PREVENCIÓN DE ACCIDENTES y EVALUACIÓN INTERNA.

DOCUMENTO ANEXO PARA EL III Y IV CICLO

 

1.  En relación con la asistencia a clases:

Todos los y las estudiantes tienen la obligación de llegar puntualmente a sus lecciones. Si alguno (a) llega 5 minutos o más después de iniciada la lección, debe dar una explicación satisfactoria de esta situación al profesor (a), para evitar que se le considere ausente.

Las ausencias inmotivadas determinan un porcentaje del 5% de la nota trimestral por asignatura. Para evitar esto, deben justificarse en forma escrita por parte del padre o encargado.

La salida o retiro de la institución en el transcurso del tiempo lectivo, debe ser autorizada en forma escrita por los padres o encargados a fin de prevenir situaciones que puedan darse al estar el o la estudiante bajo la responsabilidad del Centro Educativo. De retirarse el estudiante sin cumplir esta disposición, se calificará como una acción de escape y corresponderá rebajo de nota de conducta.

2. En relación al uso del uniforme:

2.1 El uniforme para el III y IV Ciclo del CEUNA consiste en: camiseta azul propia de la institución, pantalón azul (no jeans), faja negra, medias azules , zapatos escolares o  tenis negras. El uniforme de educación física consiste en la camiseta específica para esta materia pantaloneta negra, medias negras y tenis negras o blancas.

2.2 La asistencia a clases sin uniforme completo según lo dispuesto en el inciso anterior, debe ser justificada con una carta de los padres o encargados del estudiante. El permiso no podrá excederse en más de 2 días consecutivos.

2.3 El uniforme de Educación Física se usará el día correspondiente a las lecciones de esta especialidad y en ocasiones excepciones, previamente indicadas por el Departamento respectivo.

2.4  El uso de cualquier prenda de vestir que se aparte claramente de los  componentes normales del uniforme, el acompañamiento de bisutería, o  el acompañamiento de cortes de cabello, tintes u otros que tiendan a romper la armonía de una presentación personal acorde con la normativa institucional, se le señalará al o la estudiante para que la  corrija. De persistir en su uso, se tomarán las medidas disciplinarias que correspondan.

2.5 Los profesores velarán porque los y las estudiantes ingresen el aula con el uniforme respectivo, acorde con las normas antes expuestas. La falta de uniforme completo implicará incumplimiento de la norma, por lo que el docente procederá a tomarlo en cuenta en los rubros correspondientes.

2.6. Los y las estudiantes deben acudir con el uniforme completo a la hora de hacer sus evaluaciones ordinarias o extraordinarias.

3. En relación con el salón de clase:

3.1. El aula debe mantener las mejores condiciones de aseo y su mobiliario debe ser cuidado con esmero por parte de estudiantes y profesores.

3.2. La directiva de cada sección elaborará un plan de mantenimiento que  incluya: pautas de aseo, ornato, espejo de clase, ubicación de  basureros, cajas para recoger papel, latas, plásticos y cualquier otro  material para recolección de desechos que la Institución disponga.    Además, los correspondientesprocesos de asignación de            responsabilidades y evaluación del plan de trabajo interno en el aula.

3.3 Cada estudiante es responsable de la limpieza y cuidado de su pupitre y  su entorno inmediato. El deterioro de los pupitres, casilleros o espacio físico en general debido a acciones deliberadas de algún alumno, implicará una acción correctiva y el correspondiente pago de los daños ocasionados.

4. En relación con la presencia de objetos personales de uso recreativo:

4.1. Los objetos personales tales como: instrumento musical, celular, ipod o similares, grabadoras, bolas de fútbol, baloncesto y otros; serán confiscados, temporalmente y entregados únicamente al padre o encargado, si los mismos se convierten en elementos distractores de las tareas ordinarias en el aula o de la institución. En caso de robo de alguno de estos objetos, la institución investigará el caso, pero no se hará responsable del costo económico del mismo.

4.2. Si se llegara a comprobar la presencia de armas punzo cortantes u  otras, el caso deberá ser investigado para aplicar las medidas disciplinarias que correspondan, por las autoridades competentes.

5. En relación con la infraestructura, zonas verdes y bosque:

5.1. Todas los y las estudiantes deben cuidar el conjunto de los bienes (zonas verdes, árboles, plantas, proyectos ambientales de distinto orden) así como los demás objetos materiales que componen el CEUNA. Cualquier falta a estas indicaciones implica que el o la responsable asuma el costo de la reparación correspondiente.

5.2. Bajo ninguna circunstancia se permite que estudiantes en forma individual o grupal visiten el bosque sin la presencia de un profesor (a).

5.3. Los y las estudiantes del III y IV Ciclo, deben mantenerse fuera de las instalaciones del I y II Ciclos cuando estos  estén en periodo de clases.  Asimismo usar los servicios sanitarios de su pabellón.

6. En relación con otras situaciones:

6.1. Cuando un profesor (a) no se presente al aula o haya informado que no va a asistir, la directiva velará porque los y las estudiantes esperen dentro del aula y mantengan una compostura adecuada mientras la Dirección determina en qué se aprovechará el tiempo.

6.2. Cuando hayan espacios libres o “cajones”, la directiva seguirá las instrucciones anteriores. Ningún estudiante debe deambular por la institución en actividades que interfieran con la buena marcha de las tareas cotidianas del CEUNA.

6.3. La relación de los estudiantes de secundaria con los de primaria debe ser de absoluto respeto, de protección y apoyo. Cualquier actitud debidamente comprobada que refleje lo contrario, será sancionada acorde con la gravedad de la falta.

6.4. Al abordar el autobús debe respetar la fila. El comportamiento inapropiado dentro de él (gritos, maltrato de asientos, comportamiento inadecuado de parejas, expresiones vulgares dirigidos a otros estudiantes, o peatones por la ventana u otros que afecten la integridad de los usuarios) autoriza a la institución a suspender el servicio para el o la estudiante.

6.5. La institución solo asume la responsabilidad por aquellas actividades, dentro y fuera de la institución, debidamente programadas en el  Calendario escolar, o por la autoridad competente.

6.6. Dentro de las instalaciones, deben evitarse manifestaciones de noviazgo inapropiadas entre estudiantes. De lo contrario, se aplicará el inciso 8.1.

7. En relación con el Módulo Experimental y el Espacio Creativo Integral:

7.1. La asistencia al Módulo Experimental y Creativo es obligatoria. Ambos tienen por objeto potenciar uno de los ejes transversales más importantes de la política curricular de la institución, a saber, el Desarrollo Humano Sostenible. Con ellos establecemos  nuestra identidad en relación con otras ofertas educativas.

7.2. La participación de los estudiantes en ambos módulos (Experimental y Creativo) recibirá una calificación de  excelente, muy buena, buena, regular o deficiente, de acuerdo a indicadores que cada tutor especificará al inicio de clases a cada estudiante. Si el rendimiento del alumno es regular o deficiente a lo largo del periodo lectivo, la Comisión Académica valorará si se le dará admisión para el período siguiente.

7.3 La calificación obtenida en ambos módulos se distribuirá así: en la nota de ciencias en Módulo Experimental y en la de Educación Física y Arte, el Módulo Creativo. Cada profesor indicará el porcentaje correspondiente.

7.4   Para los estudiantes de Décimo y Undécimo Nivel, es obligatorio la asistencia a los laboratorios convenio con la UNA. En la nota de Química y Biología se tomará en cuenta los resultados académicos obtenidos en dichos laboratorios.

8.  Reporte al hogar:

8.1   la institución cuenta con un instrumento de Modificación de Conducta que en adelante se conocerán como: Llamada de Atención Documentada y ACCIÓN REFLEXIVA. Están diseñados con diferentes aspectos que tiene como fin guiar al estudiante hacia un análisis de su actitud, sus acciones y sus consecuencias.

8.2   Este instrumento será llenado únicamente por aquellos estudiantes que insistan en asumir conductas contrarias a lo descrito en los diferentes apartados de este documento.

8.3   El mismo será firmado por el estudiante, el coordinador del Ciclo y la Dirección del CEUNA y el padre de familia o encargado.

8.4   Este instrumento será archivado en el expediente personal de cada estudiante y su resultado trimestral o anual servirá para que las autoridades correspondientes puedan valorar la conveniencia de que el estudiante permanezca o no en este Centro Educativo.

9. Del incumplimiento de estas normas.

El incumplimiento de estas normas en los puntos 1, 2, 3, 4, 5, 6 , 7 y 8  serán considerados para la calificación  de  la nota de conducta, según lo determine el docente o las autoridades del CEUNA.

10. Prevención de seguridad.

La Administración en forma aleatoria practica revisión de bultos, casilleros y otras pertenencias de los estudiantes para prevenir incidencias que alteren el orden institucional y la seguridad de los mismos. En caso de denuncia o verificación de algún echo de acoso, hurto, violencia, entre otros la Administración notificara a la familia de los implicados y se realizará el proceso de investigación del caso a efectos de tomar las medidas disciplinarias que correspondan. Se citarán a los padres o encargados cuando así lo amerite la situación.

Los padres o encargados informaran al Orientador (a) o la Coordinación Académica sobre cualquier aspecto que consideren importante para prevenir situaciones de violencia, acoso o actos que vayan en detrimento del bien común en el CEUNA.